8 Pasos para tratar piel grasa

Publicado el 06/18/2020

como trtar piel grasa con productos naturales

8 Pasos para tratar piel grasa

Cuidar de la piel grasa no es sencillo: brillo en la piel, puntos negros, granos, son todas características con las cuales quien se reconoce en este tipo de piel debe enfrentarse día tras día. Además, parece que todos los cuidados que benefician otros tipos de piel, no son válidos para tratar la piel grasa. ¿Hidratar la piel todos los días? ¿Usar un aceite???

Cada tipología de piel tiene su propias características y necesidades diferentes que está bien reconocer para tratarla del mejor modo: una piel grasa y con acné tiene necesidades muy diferentes de una piel seca. Aunque cada piel es un mundo, hay una serie de recomendaciones válidas para tratar la piel grasa.

Cuidar de la piel grasa: objetivos

La piel grasa aparece lúcida y con aspecto aceitoso, con un color no homogéneo y generalmente presenta granos y poros dilatados. Al tacto se presenta áspera e irregular. Los objetivos principales de cualquier rutina para piel grasa son:

  •          Limpiar con delicadeza
  •          Purificar la piel
  •          Exfoliar, para acelerar la renovación celular
  •          Hidratar en profundidad con productos ligeros
  •          Proteger la piel antes los agentes atmosféricos

Limpiar la piel grasa

La clave para elegir un limpiador para piel grasa es delicadeza. Un producto demasiado agresivo, de hecho, puede estimular la producción de sebo, como defensa de la piel. Por esto, los típicos geles faciales para piel grasa suelen ser una opción demasiado agresiva. Mejor utilizar productos delicados y con aclarado, como una leche limpiadora para desmaquillar y siempre seguido por un jabón delicado. Nuestro producto estrella para la piel grasa es el jabón a base de arcilla verde, limpia en profundidad los poros y evita la formación de puntos negros. mas info aquí >>

Tonificar

Después de la limpieza, es ideal utilizar un tónico. Requisito indispensable es que el tónico sea sin alcohol, ya que puede irritar la piel. La mejor solución es elegir aguas activas o hidrolatos ( más info sobre el agua de rosas)

Purificar

La piel grasa se asocia, en la mayoría de los casos, a puntos negros y otras impurezas. Además que limpiar e hidratar a diario la piel, puede ser útil hacer una mascarilla de arcilla (aquí más recetas de mascarillas) enriquecida con aceite esencial de árbol del té.

Exfoliar regularmente la piel

Un buen tratamiento exfoliante no solo limpia la piel en profundidad, sino que además aporta luminosidad y uniformidad. Aplicar una mascarilla después de la exfoliación hará que sus principios activos penetren mejor en la piel.

Hidratación ligera

La hidratación es un paso fundamental cuando se habla de piel grasa. Al contrario de lo que se cree, la piel grasa también necesita hidratación.

Elige cremas ligeras pero ricas en ingredientes hidratantes, mejor aún si contienen principios activos reguladores y requilibrantes, como el aceite de jojoba. (aquí mas info sobre el Fluido de Jojoba). El aceite de jojoba se puede usar también por la noche después o juntos a la crema hidratante para reequilibrar la producción de grasa.

Un truco: si algún día necesitas un extra de ligereza, por ejemplo, en un día de playa, puedes mezclar la crema hidratante con un poco de gel de aloe, ingrediente estrella para tratar la piel grasa.

Protección solar

No hay que dejarse engañar por los efectos beneficios del sol que seca la piel y disminuye las imperfecciones: en verano hay que utilizar siempre un filtro solar. El sol causa envejecimiento precoz de la piel y a largo plazo solo empeora el problema.

Maquillaje ecológico

Puede que después de la limpieza e hidratación quieras aplicar algo de maquillaje. Se recomienda revisar los ingredientes de los productos que sueles utilizar. En el mercado hay una amplia oferta de productos cosméticos ecológicos certificados, algunos específicos para piel grasa. Por lo general, evita productos con siliconas y parafinas que pueden ocluir los poros y empeorar el estado de la piel. Tampoco son aptos los productos ideados para piel seca, generalmente rico de aceites muy pesados. Una buena opción pueden ser las bases minerales en polvo y un polvo matificante.

La clave para tratar la piel grasa: no te toques demasiado la cara y acepta tu piel

Cuando pasas las manos por el rostro, puedes distribuir sebo y bacterias en tu piel. Toca la cara solo durante la fase de limpieza e hidratación y asegúrate que tus manos siempre estén limpias antes de hacerlo.

Si quieres ver el lado positivo: la piel grasa suele envejecer más lentamente y retrasar la aparición de las arrugas.

Comentarios

Sin comentarios por el momento

Añadir comentario