¿Qué llevan mis cosméticos? Humectante, Emoliente y Oclusivo

Publicado el 08/06/2022

cremas hidratantes, humectantes y oclusivas

¿Qué llevan mis cosméticos? Humectantes, Emolientes y Oclusivos.

Seguimos nuestra serie de artículos ¿Qué llevan mis cosméticos? Con unos conceptos que habitualmente se usan de manera ambigua y aleatoria pero que conviene diferenciar: Humectante, emoliente y oclusivos.  Estamos convencidos de que, cuanto más a fondo conozcamos la cosmética, más capaces seremos de elegir los mejores productos para nuestras propias necesidades. Al fin y al cabo, seguro que es el modo más habitual de conducirnos en cualquier otro ámbito de nuestras vidas.

Hoy vamos a hacerlo desde la perspectiva de su comportamiento respecto a la hidratación. Probablemente no es el enfoque ni más frecuente ni más meridiano en lo que respecta a la clasificación de los contenidos, pero, de cualquier modo, consideramos que es una aportación más a esa profundización en la temática que nos ocupa.

COSMETICOS HUMECTANTES (HS)

Los humectantes son sustancias higroscópicas, es decir, capaces de retener agua en la piel. Mantienen la humedad de la transpiración evitando la deshidratación provocada por factores ambientales y, por tanto, sus consecuencias, tales como sequedad, descamación, grietas, etc. Los humectantes absorben, explicado de modo muy sintético, agua de la dermis -segunda capa de la piel- hacia la epidermis -capa superficial de la piel. Este proceso aumenta el nivel de humedad en la corteza exterior de la piel, en la epidermis. De esta forma, la piel será menos escamosa y menos propensa a agrietarse.

Los humectantes naturales ejercen, pues, una doble función: atraen la humedad a la superficie de la piel y aumentan su capacidad hidratante. Actúan a modo de barrera cutánea, absorbiendo agua de la atmósfera y aumentado, consecuentemente, la de nuestra dermis.

Algunos de los humectantes naturales más efectivos son: ácido hialurónico, urea, aloe vera, glicerina, alfa hidroxiácidos, sustancias naturales que se encuentran en la fruta, leche, caña de azúcar (pertinente para la descamación y exfoliación) miel; algas marinas.

Las cremas cosméticas formuladas con ingredientes humectantes son recomendables para todo tipo de pieles, pero, lógicamente, más para aquellas secas, a las que procurarán reponer sus niveles convenientes de hidratación e impedir que se resequen.

COSMETICOS EMOLIENTES (ES)

Los emolientes son sustancias que ayudan también a hidratar la piel, por tanto, evitando la sequedad y aportando además suavidad y flexibilidad. Las cremas emolientes no solo son hidratantes, sino que también calman una piel alterada, con sequedad extrema o picores.

En general, suelen destinarse a un uso dermatológico o tópico, ya que al prevenir la pérdida transepidérmica de agua, forman una barrera hacia el exterior, protegiendo la piel de agentes atmosféricos adversos. Y ciertamente sus principales destinatarios son las personas con pieles sensibles al actuar contra la sequedad excesiva o las reacciones alérgicas. Algunos de los aceites vegetales que poseen ese carácter de emolientes naturales son: sésamo, semilla de uva, jojoba, almendras dulces, albaricoque, coco y moringa.

Como ya hemos indicado, forman una auténtica barrera física en la superficie de la piel evitando la evaporación del agua.

COSMETICOS OCLUSIVOS (OS)

Los productos oclusivos son aquellos capaces de, a través de la formación de una sutil lámina, proteger la piel de la pérdida de agua evaporada durante un determinado plazo. Dicho de otro modo, los oclusivos procuran que el estrato córneo se hidrate con la propia agua corporal originaria de estratos más profundos. Suele ser solubles en aceites. Al tacto, son más grasos y quizás esto contribuya a que las pieles tendentes a grasas no los acepten cómodamente, sobre todo cuando los productos contienen un alto porcentaje de este tipo de ingredientes. Llegados a este punto, debemos dejar claro que los oclusivos no bloquean en absoluto los poros de la piel, esto es una idea errónea, la piel sigue transpirando correctamente.

He aquí algunos oclusivos: lanolina y ceras de abeja; aceites y mantecas vegetales, como la manteca de karité (quizás una de las más utilizadas en cosmética) o el aceite de aguacate, y aceites semisintéticos.

Cerramos este abreviado análisis de los productos cosméticos en función de sus humectantes, emolientes u oclusivos, afirmando que la mayoría de las elaboraciones contienen sustancias de los tres grupos. Es fácilmente comprensible esta estrategia dada la complejidad de las pieles, pues raramente encontraremos un tipo en estado puro (graso, seco, etc.). a ello añadimos que muchos ingredientes podrían ser incluidos en más de un grupo. Lo más razonable es elegir aquel que presente de modo más prevalente el que a cada uno nos interese con preferencia: las pieles deshidratadas necesitan humectantes; las secas, emolientes; y todas, todas precisan las sustancias oclusivas para impedir la evaporación del agua.

Comentarios

Sin comentarios por el momento

Sólo usuarios registrados pueden enviar comentarios