Lavar el pelo con acondicionador: ¿sí o no?

Publicado el 09/18/2020

no lavar el pelo solo con acondicionador

Porque lavar el pelo con acondicionador no es una buena idea

En el web se pueden encontrar mucha información sobre métodos alternativos de lavado del pelo: lavar el pelo con acondicionador, con bicarbonato y vinagre, con plantas ayurvédicas… no todo es oro lo que reluce. El cowash, el lavado del pelo solo con acondicionador, es una de las alternativas que se menciona más frecuentemente en internet. El término cowash indica Conditioner wash only (lavado solo con Acondicionador) y se basa en la suposición de que los acondicionadores contienen tensioactivos más delicados que los champús que permiten lavar sin dañar el cabello. Del mismo modo, el champú se considera el primer enemigo de un pelo sano, pero… ¿es así de verdad?

¿Lavar el pelo con acondicionador es una buena idea?

Lavar el pelo con acondicionador es una práctica frecuente para personas con el pelo rizado y seco. Sin duda, utilizar grandes cantidades de acondicionador dejará el pelo suave e hidratado. Pero, mejor dejar el acondicionador para después del champú y no utilizarlo como producto único para el lavado. El acondicionador no es un producto formulado para limpiar, su función es la de deshacer los tirones y no tiene la capacidad de remover los residuos de suciedad. Haciendo una rápida búsqueda, la mayoría de foros/blog y canales de youtube, aconsejan utilizar una cantidad de acondicionar abundante y masajear, al menos, 5 minutos.  No nos convence y tenemos buenas razones:

Cowash e impacto ambiental

Todas las fuentes en el web están de acuerdo: para lavar el pelo con acondicionador hay que aplicar mucha más cantidad de producto que la de un champú. Así que, el típico bote de 250/ 300 ml estaría destinado a durar, como mucho, unas pocas semanas, según la frecuencia de uso. No hace falta investigar a fondo la composición para llegar a la conclusión de que un uso excesivo de un producto con envase de plástico, no es para nada amigable con el ambiente. Y si luego sumamos los típicos agentes condicionantes contenidos en la mayoría de los productos, peor. Si no sueles utilizar productos ecológicos y tienes un bote de acondicionador por casa, fíjate en su composición.  Behentrimonium Chloride, Cetrimonium Chloride son moléculas muy eficaces para acondicionar el pelo, pero con un porcentaje de biodegradabilidad muy bajo. De hecho, ambos resultan muy contaminantes para los océanos.

Lavar el pelo con acondicionador no es higiénico

Volviendo a la cuestión tensoactivos: un acondicionador no contiene tensoactivos y no tiene la misma capacidad de limpieza que un champú, sea tradicional, ecológico, sólido o líquido. Entonces, ¿por qué tantas personas utilizan este método con satisfacción? Lo más probable es que el masaje que suele acompañar la aplicación sea la razón. Masajeando el cuero cabelludo por varios minutos, permite eliminar la suciedad más superficial como partículas de polvo. Lo mismo pasaría si se masajearía solo con agua, aunque claramente con el acondicionador resulta más sencillo porque crea una especie de emulsión. Aunque el pelo resulte limpio en apariencia, no significa que lo esté. Puede que este método deje el pelo particularmente suave, pero es totalmente contraindicado para el cuero cabelludo. Otro punto en contra al lavado con acondicionador es que, si utilizas algún producto de fijado, ya sean espumas, geles, intentar lavarlos con un acondicionador solo dejará el pelo grasiento y con poca vida.

Alternativas al cowash

Como hemos visto, lavar el pelo con acondicionador no es una buena idea. Un champú respetuoso con el cuero cabelludo y el medio ambiente resulta la mejor opción. La opción más ecológica es sin duda un champú solido sin SLS. Todo son ventajas: ningún envase contaminante, facilidad para transportar, más económico porque está más concentrado y lo más importante, más natural. En alternativa, para usar de vez en cuando, hay otros métodos que pueden ser válidos sustitutos del champú (recordamos: de vez en cuando), pero no es este el caso. En caso de necesidad, siempre puedes aplicar un acondicionador o una mascarilla, mejor si ecológicos, antes o después del lavado.

Como siempre, os aconsejamos tomar con espíritu critico los remedios o método que se pueden encontrar en internet, verificando siempre las fuentes.

Comentarios

Sin comentarios por el momento

Añadir comentario