carrito  

No hay productos

0,00 € Transporte
Total 0,00 €

Confirmar

Opciones es | €

Ftalatos. Disruptores endocrinos en nuestros cosmeticos.

Publicado el 08/11/2013

 
Tras ver en Internet una entrevista al profesor Nicolas Olea, Director del Departamento de Radiología y Medicina Física de la Universidad de Granada, hablando sobre sustancias como los parabenos, ftalatos y Bisfenol-A y sus consecuencias en la salud, me ha llevado a investigar que son estas sustancias, que efecto producen, y donde podemos encontrarlas para evitar, dentro de lo posible, estar expuestos a ellas.
 
Pero primero, veamos la entrevista de Nicolas Olea, con el que ademas tuve la suerte de tenerlo como profesor en la UGR donde impartía la asignatura de Salud Ambiental:
 
 
 
 

Interesante, ¿no? Ftalatos, parebenos.. En este post queremos profundizando sobre los posibles efectos en la salud de aditivos químicos de síntesis en la cosmética convencional. Sobre los parabenos, haceros referencia una publicación anteriormente en este blog que creo os resultara interesante, Los Parabenos en la Cosmetica
 
Ftalatos. ¿Qué son?
 
Pero en este artículo vamos a centrarnos en otra familia de compuestos: los ftalatos. Son un grupo de compuestos químicos principalmente empleados como plastificadores (sustancias añadidas a los plásticos para incrementar su flexibilidad). Uno de sus usos más comunes es la conversión del poli (cloruro de vinilo) (PVC) de un plástico duro a otro flexible. Creado en los años 20 aumento rapidamente su producción en los 50 al extenderse ámpliamente el uso de este tipo de plástico, llegando en fechas mas recientes como 2004 a producirse cerca de 400000 toneladas al año.
 
Pero ¿que hace un producto para endurecer plástico en los cosméticos?
 
Su uso por parte de la industria cosmética de estos compuestos se debe a 2 de sus propiedades:
 
1. Aumentan la flexibilidad de diferentes materiales por lo que la industria cosmética, los ha usado en productos como los esmaltes de uñas para conseguir incrementar su dureza y flexibilidad.
 
2. También tienen la propiedad de fijar los aromas, por lo que es muy utilizado en cremas y perfumes para que haya una mayor persistencia de las esencias.
 
Bueno y ¿que problema hay con estos productos?
 
Como nos indicaba el profesor Nicolas Olea en la entrevista, se ha demostrado cientificamente que estas sustancias en nuestro cuerpo actúan como disruptores endocrinos aumentando el riesgo de padecer cáncer e infertilidad. Los disrupotores son una sustancia química, ajena al cuerpo humano o a la especie animal a la que afecta, capaz de alterar el equilibrio hormonal de los organismos de una especie,1 es decir, de generar la interrupción algunos procesos fisiológicos controlados por hormonas, o de generar una respuesta de mayor o menor intensidad que lo habitual.
 
Los ftalatos se comportan como hormonas antiandrogenas, es decir anulando las hormonas masculinas y feminizando al organismo, con sus consecuentes riesgos para la salud
 
Pero ¿los controles y la legislación no protegen al consumidor de la exposición peligrosa a estas sustancias?
 
Si y no, es decir existe una legislación que regula las cantidades que se pueden usar para cada una de estas sustancias, sin que teóricamente afecte a la media (y digo la media porque hay muchas y cada vez mas gente con una gran sensibilidad a las sustancias químicas de síntesis). Pero claro, esos estudios se realizan tratando cada producto por separado, no contabilizan que usamos una gama de productos diariamente que juntos si pueden superar esos limites. Sin entrar en el debate, de porqué las leyes no contemplan hechos que la comunidad científica ya ha alertado, vemos que en la practica la legislación no protege como debiera al consumidor. Os dejamos otro vídeo de la organización Safe Cosmmetics, que ya publicamos en otra ocasión, esta vez en V.O.S.E. que explica muy bien este problema. 
 
 
 
¿Como evitarlos?
 
La mejor protección frente a estos productos es no usarlos, evitando estar expuesto a ellos, por lo que revisa en la información de los ingredientes de tus productos cosméticos como esmalte de uñas, lápiz de labios, geles, champús, cremas y perfumes, la ausencia de -DEP diethyl ftalato), DMP (dimethyl ftalato) y DBP (dibutyl ftalato)- y así estarás mas segur@!
 
¡Gracias y esperamos que os resulte de utilidad! Y si te pareció interesante, comparte y difunde la información! 
 
 

Comentarios

DeComentario
Alejandra Otamano Prebein
25/10/2018

Muy buena observacion, pero porque no nos unimos a exigirle a los gobiernos suprimir estos peligros, los plasticos en todo, y a cerrar las empresas o laboratorios que producen estos venenos y los venden a un plublico ignorante, ciego, alcahuete y dormido?

Añadir comentario